Novedades discos: The Big Pink, The Macabees, Paul McCartney y Lindstrom

By on febrero 7, 2012
novedadesdiscos39_a


The Big Pink
Future This
4 AD, 2012

Es simple: The Big Pink sabe hacer pop ruidoso, buen pop ruidoso. Grande, lleno de feedback y frecuencias anómalas coladas por todos lados. Su primer placa fue una delicia, de lo mejor de ese revival shoegazero de hace un par de años. Ahora, en su segunda entrega, quizá confiando demasiado en sí mismos, por pereza o por moverse con las “fuerzas-del-mercado”, este dúo londinense decidió editar un álbum que no presenta ninguna variación en la dirección del grupo respecto a su esfuerzo anterior. El Future This es esencialmente su primer disco que intenta cumplir con las expectativas que se tienen de una banda ya establecida. Lo que antes era cínico (“Dominos”) ahora es optimista (“Stay Gold”); lo que antes era puramente patético y fresco (“Velvet”), ahora hace referencias directas a música hecha anteriormente ya sea de otros compositores o de sí mismos (“Hit the Ground (Superman)”, “Rubbernecking”); no que esto sea particularmente malo, después de todo “si no está roto, no lo arregles”. Quizá poco ambicioso, pero sin duda efectivo.
—Rodrigo Alcocer de Garay


The Maccabees
Given to the Wild
Fiction, 2012

El quinteto londinense regresa con ese rock genérico surgido en la resaca del new rave de guitarra dulce y melodías animadas por el que se han dado a conocer. En esta su tercera entrega —donde supuestamente maduran— han decidido hacer una tímida exploración de profundidades estilísticas más ambientales, un poco más oscuras que en la típica manera de esta banda, no se atreven a llegar al fondo y termina siendo un ejercicio que en sus puntos altos puede ser disfrutable (“Pelican” con su burda emotividad enlatada o “Go”, ese tema que parece haber sido descartada del Suburbs) pero que en su mayoría se siente superficial y sin compromiso. Quizá este es mi problema con los Maccabees: me dan la impresión de que quieren ser Win Butler sin comprometerse a tener un corte de pelo de demente (o una chava en la banda), o quieren ser los Futureheads bien rasuraditos y con camisita, o los Foals sin quererse aprender sus raíces cuadradas, venga que son más fresas que el Bombay Bicycle Club. Rock de introducción, excesivamente amable, comodino, poco intrépido y nada amenazante; la combinación perfecta para colarse más allá de las sextagésimas posiciones en la lista de popularidad y agradarle mucho a la pandilla que usa tenis Onitsuka Tiger o Converse blancos.
—Rodrigo Alcocer de Garay


Paul McCartney
Kisses on the Bottom
Hear Music, 2012

Si tuvieras 40 años para hacer el álbum que siempre soñaste, ¿cómo sonaría? Para Paul McCartney, como el álbum menos novedoso y arriesgado que ha hecho en su carrera. Desde que estaba en los Beatles, McCartney soñaba con hacer un álbum de estándares de jazz como los que cantaba Nat “King” Cole, que tanto le gustaban a su papá. Sin embargo, McCartney lo pospuso,y lo pospuso hasta ahora, que decidió hacer su sueño realidad utilizando a Diana Krall y su conjunto como banda de acompañamiento, por primera vez dedicándose exclusivamente a cantar en un disco. Kisses on the Bottom no es nada que no hayas escuchado antes: cientos de discos parecidos abundan, siendo el ejemplo perfecto la serie del Great American Songbook de Rod Stewart. Sin embargo, si tienes una carrera como la de McCartney, te puedes dar esos lujos. ¿Y qué tiene de malo hacer un buen disco para escuchar junto a la chimenea o como fondo en el lobby de un hotel?
—Lucas Vernon


Lindstrom
Six Cups of Rebel Smalltown Supersound,
2012

Mientras que la mayoría de las personas se vuelven más tranquilas conforme van pasando los años, a Hans Peter Lindstrom le ha pasado lo contrario. En discos anteriores, el noruego ha explorado hasta dónde podía llevar un ritmo hipnótico (por su cuenta) como perfeccionado la música balear que hacía con su colaborador de muchos años, Prins Thomas. Sin embargo, en Six Cups of Rebel Lindstrom decide ver hasta qué límite puede llevar su característico disco cósmico, incluyendo voces, sonidos y riffs psicodélicos en los que aparentemente busca sorprender tanto al escucha como a sí mismo. A veces la experimentación sonora y la cantidad e intensidad de los elementos pueden ser abrumadoras, pero en general este es un disco que merece la pena y que muestra a un productor con una gran imaginación y una larga carrera por delante.
—Lucas Vernon

Share Button
FRENTE

FRENTE

FRENTE

Últimas noticas en FRENTE (Ver todo)

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>