FICUNAM 2013: Vitrina de cine contemporáneo

By on febrero 24, 2013
Despertar-el-polvo

El 21 de febrero arranca la tercera edición del Festival Internacional de Cine de la UNAM, mejor conocido como FICUNAM, un acontecimiento fílmico que se ha ganado la lealtad de los cinéfilos más exigentes de la ciudad de México. En este texto, el programador del festival, Maximiliano Cruz, expone un panorama general de lo que veremos en esta tercera edición.

En la tercera edición del Festival Internacional de Cine UNAM, el cinéfilo mexicano encontrará no sólo una nutrida selección de cine contemporáneo internacional en las secciones de competencia y muestra, sino que también podrá disfrutar de la revisión de la obra de cineastas emblemáticos como Darezhan Omirbayev y el legendario Jonas Mekas —quienes nos acompañarán en persona durante las funciones y actividades programadas en el festival—, así como del taiwanés Edward Yang y del francés Marcel Hanoun, que a pesar de ya no estar con nosotros, el brillo de sus filmes permanece vivo y rutilante, erigiéndose como un legado valioso y susceptible de constante revisión.

Son 121 títulos repartidos en más de 10 sedes del Distrito Federal —Cinépolis Diana se estrena como una nueva sede en la zona céntrica de la ciudad—, que abracan una oferta que incluye 78 películas de largometraje, 14 largometrajes en competencia internacional, 42 películas de cortometraje —13 de los cuales participan en la competencia Aciertos. Encuentro internacional de escuelas de cine.

Asimismo, ocho estrenos mundiales tienen su lugar en esta tercera edición. De éstos cabe resaltar las producciones mexicanas: Cumbres, ópera prima ficción de Gabriel Nuncio, y Carmita, de Laura Amelia Guzmán e Israel Cárdenas (esta última, un documental coproducido con Argentina) —ambos títulos seleccionados en la Competencia Internacional de Largometraje. También destaco los estrenos mundiales de Despertar el polvo, tercer largometraje de Hari Sama; El cuarto desnudo, de la española radicada en México Nuria Ibáñez; Calle López, de la pareja de cinefotógrafos Gerardo Barroso y Lisa Tillinger, incursionando ahora en el documental, y Panorama, segundo largometraje de Juan Patricio Riveroll. Todos éstos son estrenos mundiales que forman parte de la sección Ahora México.

Considero importante mencionar el estreno de la película alemana Time Goes By Like a Roaring Lion de Philip Hartmann, en la sección Competencia Internacional, y dentro de la nueva sección Senderos tendremos el estreno de Trait Pour Trait, documental del francés Julien Devaux.

Los jóvenes talentos, así como las nuevas y radicales tendencias en la Competencia Internacional, se ven complementadas por la columna vertebral del panorama de cine contemporáneo que el festival propone, a razón: dos secciones de muestra, Trazos, sección dedicada a las últimas películas de los grandes maestros —y de maestros en cierne— y Senderos, escaparate de piezas experimentales, film-ensayos, obras de metraje no convencional, en últimas, el polo radical de la expresión personal y artística que vive el cine en la actualidad. Así, Straub, Bing, Mograbi, Bressane, Kiarostami, Weerasethakul, Mettler, Grandrieux, Pereda, Rosales, Ming-Liang y demás conviven con otros nombres pertenecientes incluso a otros ámbitos de la expresión artística —no pocos de estos provienen de algún país de Latinoamérica—, pero que encontraron en el lenguaje cinematográfico las condiciones óptimas para compartir y asombrar, exponerse y proponer, dar y, quizá, recibir algo a cambio. En el juego de cortejo que se da entre realizadores y espectadores a través de las películas, el festival funge de celestina. Las influencias de unos son los fantasmas del otro, sombras mutuas, inclusive, y en algunos casos, su reflejo.

Vista desde el fuero personal, la tercera edición de FICUNAM conjura algunos vacíos del pasado: una reestructuración de la programación para lograr un verdadera vitrina de cine contemporáneo en México, un tinglado adecuado para la formación de críticos en el marco del festival —el Taller de Escritura Cinematográfica organizado este año en colaboración con la Cátedra Ingmar Bergman en Cine y Teatro, a cargo de los especialistas Jonathan Rosenbaum, Adrian Martin y Roger Koza—, y la expansión geográfica de sedes, que incluye la recuperación de la sala Juan Ruiz de Alarcón en el Centro Cultural Universitario de CU y la inclusión de Cinépolis Diana, una loable digresión del pilar del circuito comercial de exhibición en México.

Así, los retos de este año son los peldaños que llevan a la cuarta edición. Un festival de cine debe renovarse año con año, no limitarse a registrar el discurrir de esta industria cultural desde el cómodo sitio de la gestión. Un festival debe ir un paso adelante para prever, proponer y compartir. El público dirá si en esta tercera edición lo hemos logrado. F

Por: Maximiliano Cruz – Programador FICUNAM

Share Button
FRENTE

FRENTE

FRENTE

Últimas noticas en FRENTE (Ver todo)

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>