Elogio al Óscar

By on febrero 24, 2013
CurtizOscarStatue1

Entre mis amigos soy conocido, entre cosas más viles, por mi desapego a los premios Óscar. Las razones relucen año con año, pero entre las principales está la misma ceremonia de la entrega, que termina casi siempre de manera abrupta después de nombrar a la mejor película del año y que, invariablemente, no se ha estrenado en México.

Cada año es lo mismo. Y cada año el Óscar da oportunidad de hablar de cosas que traen satisfacciones a quienes nos dedicamos a hablar de cine, a comentarlo o a investigarlo. Se trata de satisfacciones terrenales, bastante banales, pero que nos dejan ver a nosotros mismos que algo de puntería nos queda después de un año más de trabajo.

Todo se explica con un ejemplo que quizá suene a defensa. No lo es. A lo largo del año y especialmente durante los estrenos de verano, los medios o las personas que no hablan bien de películas dirigidas a cierto público son atacados por ese nicho. Este año ocurrió con tres películas grandes: Los vengadores, El caballero de la noche asciende y El Hobbit: una aventura extraordinaria.

Los ataques aparecían a la menor provocación con la sentencia estilo western, “nos vemos en el Óscar”, a manera de amenaza y con la esperanza (de los atacantes) de que la película en cuestión sería premiada para regocijo suyo y humillación de quienes osaron maltratarla.

Si el Óscar sirve para algo más que para vender más películas en más mercados, es para que muchos de los nichos en donde se gesta una aburridísima intolerancia cinematográfica, vean el nivel que ante la misma industria que impulsó la realización de esas películas tiene el objeto de sus deseos.

Continuemos el ejemplo. Ninguna de las películas mencionadas obtuvo nominaciones importantes y ni siquiera fueron consideradas en los apartados de guión, a pesar de que muchos de los ataques lanzados se basaron en que quienes hablan de las películas no habían leído ni el libro en cuestión, ni los cómics de los que salieron.

Si para algo sirve el Óscar es para reubicar a las películas dentro de la misma industria (lo cual es cruel) y confirmar nuestra puntería cinéfila (lo cual es egoístamente reconfortante), o para finalmente considerar a los guiones basados en un cómic como aptos para ser también reconocidos con un Óscar. Ya veremos.

 

Share Button
ErickEstrada

ErickEstrada

ErickEstrada

Últimas noticas en ErickEstrada (Ver todo)

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>