Eduardo Abaroa, Ensayos sobre el público

By on marzo 27, 2012
libro_46

Eduardo Abaroa
Ensayos sobre el público
Alias, México, 2012, 120 pp.

El proyecto editorial Alias, de Damián Ortega (con el determinante apoyo de la editora Sara Schulz) se había definido hasta ahora —como lo señalaba su nombre— por presentar libros espejo, artefactos que retomaban originales para presentarlos en un nuevo contexto. La editorial se abocó, desde 2006, a recuperar textos que tuvieron poca o nula distribución en nuestro país y, más importante, a presentarlos en nuestra lengua. El catálogo buscó, inicialmente, presentar obras particularmente importantes para comprender la historia del arte contemporáneo (Conversando con Marcel Duchamp, de Pierre Cabanne; Para los pájaros, de John Cage; Entre el mueble y el inmueble, de Jimmie Durham; Una página de chistes de Ad Reinhardt; entre otros).

Ahora la editorial, que ha cuidado con especial esmero la forma de sus publicaciones, planta un pie en el presente con Antítesis, su nueva colección, “conformada por proyectos originales desarrollados por diferentes artistas especialmente para esta serie”, como anunciaron para presentar el primer volumen de esta serie: Ensayos sobre el público, de Eduardo Abaroa. Antítesis es, en efecto, el opuesto del programa inicial de Alias (la redistribución o rescate de textos), pues atiende la obra reciente de artistas mexicanos en activo, reflexionando sobre la actualidad del arte.

El libro presenta el registro de performances y acciones en los apartados “Instructivo para equivocarse” y “Sitios específicos y disfunciones públicas”, donde se da cuenta de algunas de las obras mejor conocidas de Abaroa, como Obelisco roto portátil para mercados ambulantes (1991-1993) o el Stonehenge sanitario (solsticio de otoño) (2006, del cual, quizá les interese saber, se incluye una postal). También se recuperan los diálogos de los videos que se proyectaron en la intervención de video in situ Cuarto de hotel con división transparente (1995), de la cual se ofrecen registros fotográficos, como se hace con la serie de objetos “Fragmentos para manos humanas”. También se presentan textos narrativos en “Versos del adversario” que, por mi temperamento particular, fue lo que encontré más atractivo del libro; me cuestan trabajo los libros en los que el texto sirve sólo como apoyo editorial; afortunadamente, no es el caso: Eduardo Abaroa, además de ser un artista visual, es un escritor —quizá sea un poco bobo insistir en estas distinciones, artista es— como se muestra en esta sección, donde pueden encontrarse viñetas narrativas, reflexiones, ensayos (“Validez del chin-chan-pu como método de decisión definitiva”, de 2006), y textos narrativos del tipo “manuscrito encontrado dentro de un taburete”, especialmente en “Ese jardín”, de 1999; “Leyenda perdida (Atlas y Odiseo)”, de 1997; “Showman”, de 1999; o “Tres ejemplos de aromas del oficio” de 1997, un texto que, incidentalmente, evoca la obra Kafka quien, como ha argumentado Miltos Manetas, bien pudo haber sido el padre del arte conceptual.

Estoy pensando que el principal atractivo de este libro es que no ayuda a esclarecer la obra de Abaroa; a pesar de que registra algunas de sus piezas, no funciona como un catálogo ni como una introducción ni como un mapa: es un libro que ocupa nuestro tiempo, es un buen objeto para ser pensado, un objeto de nuestras reflexiones.

Por: -Guillermo Núñez Jáuregui

Share Button
GuillermoNunez

GuillermoNunez

GuillermoNunez

Últimas noticas en GuillermoNunez (Ver todo)

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>