La autoridad hamburguesera

By on febrero 5, 2013
burgerman_5

Desde hace un par de años anda rondando por el ciberespacio una figura peculiar que se ha convertido en un referente para los apasionados de las hamburguesas, Burgerman. Ésta es su historia.

Marcello Lara es un tipo versátil: trabaja como gerente de la estación de radio Reactor 105, toca la guitarra en la banda de glam rock llamada Moderatto y, por si fuera poco, se ha vuelto una figura de culto entre los amantes de las hamburguesas gracias a su nuevo álter ego: “Burgerman es un ávido gordo que se dedica a buscar el cáliz sagrado de las hamburguesas en el mundo. Dado a mis actividades viajo mucho y eso me ha permitido conocer y probar hamburguesas de distintos lugares del planeta”, explica.

Aunque siempre ha sido fanático de este platillo, el personaje y la bitácora en la que publica sus reseñas nacieron a partir de una excursión a Arizona, hecha única y exclusivamente para probar una hamburguesa, la que sirve el establecimiento infamemente llamado Heart Attack Grill: “Fue una Navidad que no tenía plan y decidí irme a probar. Leí un artículo acerca de las Heart Attack Grill que estaban antes Arizona y decidí ir a Phoenix una semana, nada más para conocerlas. Valió la pena, porque son unas hamburguesas que si bien no son las más ricas o las mejores, sí es toda una experiencia que hay que tener como hamburguesólogo. Es una de las hamburguesas más grandes que hay en el mundo. Ahora ya no están en Phoenix, sino en Las Vegas. Ya también pude ir a Las Vegas a probarlas. De gordos para gordos”.

La bitácora inició hace como tres años: “Me dio mucha envidia que un muy amigo mío que conoce mucho de tacos puso una bitácora de tacos (Su majestad el taco, sumajestadeltaco.blogspot.com). ¿Por qué no hacer yo también una bitácora de hamburguesas?”.

Su primera reseña fue sobre Sixties, la cadena que se encuentra en los patios de alimentos de muchos centros comerciales. Entre la buena puntería de sus reseñas y la popularidad de Su majestad el taco (que lo recomendó con todos sus lectores), Burgerman empezó a ganar seguidores. A eso agréguenle el auge que recientemente han adquirido las hamburguesas ahora que restaurantes más serios como The Palm y Cluny las han incluido en sus menús y han dejado de pertenecer a las cafeterías de comida rápida y los carritos callejeros.

Pronto, las opiniones de Burgerman empezaron a tener peso. “Me di cuenta de que esto era más en serio cuando el año pasado me reconocieron en el Kitchen 6 (un restaurante de hamburguesas en la Condesa) y me invitaron la cuenta con todo y que mientras me comía la hamburguesa estaba diciendo que estaba bien mala. Poco tiempo después me hablaron de una empresa brasileña de investigación que estaba haciendo un estudio acerca del consumo de hamburguesas en la ciudad de México. Habían visto mi blog y necesitaban mi opinión, inclusive me pagaron por mi conocimiento sobre las hamburguesas en la ciudad. Fue ahí cuando me volví, ya profesionalmente, un catador de hamburguesas.”

Y, ¿cuál es para este conocedor la mejor hamburguesa de la ciudad?: “Para mí sigue siendo la de The Palm, pero es muy cara y es muy elitista en muchos sentidos. Fuera de ésa, me gusta muchísimo la del Félix, que aunque es lo opuesto a la de The Palm, es chiquita pero es muy buena. Y me gusta mucho la de El Encanto de Lola en el sur, la hamburguesa Cadillac”.

Pero no sólo sabe de hamburguesas gourmet. También ha pisado los terrenos del fast food: “Como muchas, todas. Mi favorita es la de Wendy’s, la Baconator, un manjar que en cualquier ocasión me puedo dar, y la de Carl’s Junior. Hace poco descubrí una que se llama Memphis BBQ que es una salvajada: además de hamburguesa tiene cerdo y cebolla caramelizada”.

Esto nos lleva directamente al siguiente tema que quisimos plantearle a este personaje, lo que ahora se le pone y no a las hamburguesas. Desde quesos caros hasta carnes exóticas. En otros lugares la cátsup está vetada: “Mira, hay un lugar que se llama Louis Lunch, en Darien, Connecticut, que se jacta de ser el creador de la cheeseburger (hamburguesa con queso), y ahí no dan cátsup porque según ellos debe de ser nada más la carne con el queso, e inclusive te la sirven en pan de caja. Según los puristas la cátsup es superflua, la hamburguesa te la tienes que comer así tal cual. Y según ellos, el queso debe de ser amarillo gabacho industrial. Soy de la idea de que en un buen establecimiento de hamburguesas debe haber la tradicional cheesburger, pero también las rococó. Por ejemplo, la de cordero con queso Camembert de La Burgesa que probé el fin de semana pasado está salvaje, deliciosa, y mira que no me gusta mucho el cordero”.

En las únicas en las que no clava el diente son las de carrito, las que miles de capitalinos consumimos posfiesta: “Mi argumento contra las de carrito aquí en México es que no son necesariamente hamburguesa. Te hacen como un bistecito picado, muchas veces ni siquiera es carne molida como debe de ser. Ése es mi problema y por eso no hago reseñas de carrito”.

Entre sus próximos planes, además de seguir calificando hamburguesas, está reunir en algún libro lo que ha escrito: “Lo que quiero es hacer un libro de todas las reseñas. Mi idea era encontrar alguien que estuviera dispuesto a publicarlas en una revista o algo así. Y de lo que se publique, hacer un libro. Mientras mis arterias lo permitan, seguiré comiendo hamburguesas”. F
Blog:burguerman.blogspot.mx/
Twitter: @burgermanmex
Instagram: @burgermanmex

Share Button
Rulo

Rulo

Rulo

Últimas noticas en Rulo (Ver todo)

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>