Atoms for Peace – AMOK

By on marzo 1, 2013

Atoms for Peace – AMOK
XL – 2013

“Supergrupo”: el simple uso del término debería de estar prohibido fuera de los campos de la física, la geología, las matemáticas, Los Traveling Wilburys[1] o las historietas. Cuando se usa el término para compositores e intérpretes reconocidos por sus propios proyectos y su talento individual que se juntan para divertirse un rato (o pagar la renta o el coche de sus hijos), y no para superhéroes con superpoderes o cualidades físicas fuera de lo común (aunque, habría que anotar que, si vieron a los Chili Peppers en Woodstock ‘99, Flea, entre su estatura, anatomía de junkie correoso y carga genética podría ser el equivalente al hombre elástico o cargar una capa y un antifaz nada más y hacerse llamar “Súper Pito” o el “Vergador Anónimo”) miles de personas salen a comprar discos generalmente pinches.

Sin ingenuidades, Atoms for Peace no es un “supergrupo”; en todo caso es un mal nombre, A(Thom)s for Peace uno mucho más adecuado. Por más que nos quieran hacer sentir esto como un proyecto en conjunto de dos sextas partes de Radiohead, un cuarto de los Chili Peppers, el baterista de Beck y de R.E.M. y el percusionista de Forró In the Dark —catapultado por David Byrne y ahora percusionista invitado de los RHCP— AMOK es un disco de Thom Yorke, su segundo como solista.

Que la metodología de presentarle sus demos sintéticos al grupo de amigos y colaboradores que hicieron de la experiencia en vivo del Eraser algo tolerable para Yorke (no creo que sea muy fácil para él pararse frente a cinco mil o más personas sólo con sus aparatitos), e incluso por momentos emocionante para nosotros (aunque haya sido en no más de 15 presentaciones), dejando que por tres días sus “cuates” estuvieran “jammeando” encima de ellos —reproduciendo o improvisando analógicamente los cortes afilados de androide del delantero ojicaído de Radiohead— haya sido tergiversada por los asesores de marketing de todos los involucrados para exprimirnos unos centavos a quienes podamos sentir interés o fanatismo, es algo simplemente innecesario. Es innecesario porque la gran mayoría de entusiastas de Radiohead —del más complaciente, al más implacable— van a comprar el disco o lo van a ir a ver en vivo si se les presenta la oportunidad sin importar quién lo acompañe, pero sobre todo es innecesario porque en la triquiñuela de decir “somos una banda” estamos siendo engañados: Yorke y Goodrich pasaron más de un año cortando, filtrando y procesando los resultados de esas brevísimas sesiones para editar las canciones finales y eso, siento, le quita valor a un disco superior al Eraser, y que además pudo haber sido mejor si de verdad le hubieran entrado comprometidos a funcionar como banda. Los buenos momentos de AMOK son cuando (después de la obsesiva edición donde nadie puede eclipsar a Yorke, nunca) Flea se filtra y carga las melodías, sin finger slapping, sin faramalladas, poniéndole el bass al resucitado drum n’ bass de cuando los Peppers aún no sacaban el mismo disco una y otra vez; y cuando ese mercenario de las baquetas que es Joey Waronker no quiere ser preciso como máquina, sino que se le permite fluir libremente. “Judge, Jury and Executioner” lleva años sonando, “Ingenue” es bastante interesante para ser un tema genérico de Yorke sin Greenwood (de menos nos lo está diciendo a la cara), pero las que valen la pena de ver lo que pudo ser son “Dropped”, “Default” y “Stuck Together Pieces”.

 


[1] Un distante segundo Electronic, discutiblemente Gorillaz y ya como cinco vueltas atrás Me First and the Gimmie Gimmies, pero porque son como caricaturas también.


Share Button
RodrigoAlcocer

Últimas noticas en RodrigoAlcocer (Ver todo)

One Comment

  1. Pingback: Atoms for Peace viene a México - La semana de Frente

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>